martes, 27 de enero de 2015

El colegio de #Maro entra en la fase de los sueños dentro del proyecto de Comunidad de Aprendizaje


 El colegio público Virgen de las Maravillas de Maro continúa con su proyecto de Comunidad de Aprendizaje, proyecto de transformación que pone en marcha una serie de metodologías participativas para que el proceso de enseñanza-aprendizaje no recaiga exclusivamente en manos del profesorado, sino que dependa también  de la implicación conjunta del personal docente y diferentes sectores: familias, asociaciones y voluntariado.
 Ahora el proyecto entra en una nueva fase en la que los diferentes agentes de la comunidad educativa sueñan con la escuela que quieren y esos sueños se recogen en formas de propuestas para después llevarlas a cabo.
 Según ha informado la concejala delegada de Educación y Cultura, Gema García, ayer tuvo lugar una reunión donde la comisión gestora fijó el “Día para soñar”: será el próximo 10 de marzo a partir de las 9.30 de la mañana.
 Cada escuela escoge cómo representar sus sueños: un tren, nubes, un gran árbol donde cada hoja es un sueño... En el Virgen de las Maravillas los sueños se simbolizarán en un mural titulado el  “Río de los sueños”. En este se  representa un paisaje con montañas y ríos que desembocan en el mar, en el que hay 3 jábegas; una por cada parte integrante del proyecto: los niños y niñas; los padres y madres y los voluntarios e instituciones. “Este es un ejemplo de unión de la comunidad educativa, y del esfuerzo que esta  realiza por la mejora de la educación”, ha expresado la concejala.
 El proyecto de Comunidad de Aprendizaje sigue  una planificación y un método. Todos los martes los implicados en él: familia, asociaciones y voluntarios se reúnen para  trabajar. Además, los frutos de estas reuniones se plasman en la memoria del proyecto que se enviará antes del 27 de febrero ala Consejería de Educación. 
 El colegio de Maro estuvo a punto de cerrar  hace unos años ya que contaba tan solo con 6 alumnos y ahora tiene 46 y una gran demanda de plazas “por el interés que ha despertado este sistema de aprendizaje que viene a desarrollar las capacidades de cada uno de sus alumnos”, ha indicado Gema García.
 En el colegio hay alumnos y alumnas  de Portugal, República Checa, Dinamarca, Inglaterra, Irlanda, Suecia, Hungría y España.