jueves, 26 de abril de 2012

La entrega de medallas clausura de forma brillante los actos del Día de la Provincia

 El exfutbolista Fernando Hierro, María Victoria Villarejo (viuda de Juan Temboury, a título póstumo), el exsecretario de la Diputación Juan Márquez (que también ha recibido el nombramiento de Funcionario de Honor) y la Fundación de Enseñanza Santa María de la Victoria han sido los galardonados por la Diputación en el Día de Málaga 2012 celebrado hoy en la Cueva de Nerja.
El acto ha contado con la presencia del seleccionador nacional de fútbol, Vicente del Bosque, que ha glosado la figura de Hierro; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que ha hecho lo propio con Márquez; el director del Museo Revello de Toro, Elías de Mateo, que ha recordado la figura de Villarejo; y el gerente de la Fundación Santa María de la Victoria, Francisco González, quien ha repasado la historia del organismo.
El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar; el vicepresidente de la Fundación, José Antonio Sánchez, y la hija de Villarejo, María Paz Temboury, también han acudido al acto. Estos dos últimos han recogido las medallas en nombre de los galardonados.
El alcalde de Nerja, José Alberto Armijo, ante un auditorio repleto de público, fue el encargado de abrir el turno de intervenciones en su calidad de anfitrión del evento para agradecer la masiva asistencia a la celebración del Día de Málaga. Añadió que con dicho acto "pretendemos reconocer y distinguir a los ciudadanos y colectivos malagueños, vinculados con la comarca y con este pueblo, de los que nos sentimos profusamente orgullosos y a los que queremos manifestarles nuestro reconocimiento y agradecimiento por su contribución y proyección de nuestra provincia en diferentes ámbitos de nuestra sociedad".
José Alberto Armijo reafirmó su compromiso, especialmente en tiempo de adversidades, "para el fortalecimiento de la Diputación Provincial como ente local que juega un papel determinante para el desarrollo socio-económico de los pequeños y medianos municipios de nuestra provincia".
El alcalde hizo público el acuerdo de Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Nerja mediante el que se felicitaba a los homenajeados y, en el caso de la Fundación Diocesana de Enseñanza Santa María de la Victoria, anunció que "próximamente cederemos suelo municipal para la construcción de un moderno colegio de educación infantil y primaria, en sustitución del actual sito en la Barriada de las Protegidas".
José Alberto Armijo finalizó su intervención deseando que "desde nuestra permanente vocación de servicio público, pongamos nuestra capacidad, nuestra inteligencia, responsabilidad e ilusión al servicio de un pueblo, el de la provincia de Málaga, que nos pide que, en estos tiempos de extraordinarias dificultades, consigamos con la máxima coordinación, respeto y lealtad entre instituciones, así como el entendimiento y los recursos suficientes para, desde la buena administración de los mismos, alcanzar esos objetivos que posibiliten el bienestar de nuestros ciudadanos, el desarrollo de nuestra comarca y el progreso de nuestra provincia".
Por su parte el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, apostó en un intervención por una provincia moderna y solidaria, que garantice la igualdad de oportunidades y que fomente la innovación, la tecnología y la cualificación de los malagueños en los sectores estratégicos. Bendodo ha apelado también a la responsabilidad de las instituciones para avanzar en la recuperación económica. En este punto, ha alabado el espíritu de lucha y la solidaridad de los malagueños para afrontar el futuro.
Tras agradecer al alcalde de Nerja, José Alberto Armijo, y al subdelegado del Gobierno, Jorge Hernández Mollar, su colaboración para que la Cueva de Nerja acoja el Día de Málaga 2012, Bendodo ha animado a los malagueños a trabajar por una provincia "en la que no existan desigualdades por el lugar de residencia o el origen social de cada persona", y que sea sensible con los más desfavorecidos.
"La solidaridad es una de las características propias del malagueño y el más ambicioso ideal que se puede poseer", ha puntualizado el presidente en su intervención ante los premiados, las autoridades, los miembros de la corporación al completo, expresidentes y Medallas de Oro de años anteriores. Bendodo ha recordado que la situación de muchas familias es especialmente delicada a consecuencia de la situación económica y laboral, y ha propuesto mirar hacia adelante para buscar oportunidades.
Ante un auditorio con más de 800 asistentes y la práctica totalidad de los alcaldes de la provincia, el presidente de la Diputación ha puesto a las familias malagueñas como ejemplo de lo que deben hacer las administraciones públicas, "ya que saben cómo priorizar y cómo gastar menos y mejor en esta época difícil". Bendodo ha defendido la simplificación de estructuras, la coordinación de esfuerzos y la gestión responsable para no asumir nuevas deudas "que nadie sabe cómo ni cuándo pagar".